Consejos para combatir la delincuencia I: Al andar por la calle

23 10 2007

El texto que a continuación se detalla fue realizado en base a un texto publicado por la Casa del Espía, el cual me dediqué complementan según mi propia experiencia profesional.

Ciertas medidas preventivas para no ser víctima de la violencia urbana no están de más. Si piensa que nunca sería víctima de un asalto, se equivoca. Minimicemos el riesgo siguiendo los siguientes consejos:

Al andar por la calle:

  • Observe todo el entorno y evite cualquier situación sospechosa alejándose o cambiando dirección.
  • El delincuente tiene como enemigo la distancia, necesita “cerrar el espacio” para realizar el ataque.
  • Cuando el sospechoso esté cerrando el espacio entre ustedes (caminando hacia usted), proceda a:
    • Cruzar la calle y observe el comportamiento del sospechoso.
    • Si el sospechoso cruza también, la probabilidad de que lo ataque es mayor.
    • No permita que el sospechoso “cierre el espacio”. Si esto ocurre usted no tiene más que hacer, el delincuente habrá “vencido”
  • Al hablar por celular en el centro de Santiago, hacerlo con la espalda pegada a vitrinas, o de preferencia al interior de tiendas con público. Los ladrones del centro de Santiago atacan principalmente por la espalda, dejando sin posibilidad de respuesta a sus víctimas.
  • Si ha sido víctima de un asalto en el centro de Santiago, recuerde que los delicuentes no atacan solos. Siempre actúan de 3 o 4 sujetos, que protegen al “lanza”. Si reacciona, la probabilidad de salir herido es alta. Recuerde que su vida vale más que un equipo celular.
  • Tome bien su maletín o cartera.
  • Evite comprar en comercio ambulante, ver espectáculos callejeros o jugar “pepito paga doble”. Recuerde que es una estafa conocida, y sirve además para propiciar un escenario de delitos menores.
  • Recuerde que las casas de cambio no trabajan con vendedores fuera de sus oficinas, por lo cual comprar dólares en el centro a estos sujetos probablemente terminará en estafa.
  • Nunca dé datos personales contestando una encuesta, tales como RUT, nombre, dirección, teléfono. Nunca se sabe si el encuestador es o no perteneciente a una agencia de Marketing de respeto, por lo cual pueden usar sus datos para hacerle seguimiento con posterioridad.

Para no permitir el acercamiento del sospechoso:

  • Busque un lugar para resguardarse, un local con muchas personas, guardias de seguridad o Carabineros de Chile.
  • Si no hubiere donde protegerse, cambie el sentido de dirección (así usted mantiene el espacio entre ustedes dos). Corra y observe la reacción del sospechoso. Si él corre hacia usted está claro que pretende cometer un delito, siendo así, grite.

¿Qué gritar?

  • Gritar “ auxilio ” hace que las personas alrededor recurran, pues queda claro que hay peligro.
  • Gritar “ fuego ” podría despertar el interés de las personas, haciéndolas salir a la calle para ver adonde está el incendio.
  • Gritar el nombre de alguien, por ejemplo: “¡Jorge!” , es la mejor opción. El sospechoso podría presumir que hay más personas en el entorno/local (¿Quién es Jorge?). La idea es crear la oportunidad de hacerlo desistir y/o que busque a otra víctima.

En el estacionamiento:

  • Prefiera los estacionamientos públicos; dejar el auto en la calle es siempre más peligroso.
  • Planee el horario de llegada y salida, después decida adonde va a estacionar su auto. Muchas veces usted se estaciona en la calle cuando aún es temprano y hay bastante movimiento, pero para cuando debe salir ya es tarde y la calle está desierta y posiblemente oscura.
  • Si desconfía de algo, siga de largo y no se detenga frente a su vehículo. Evalúe la situación. Bajo dudas, llame a alguien o a la policía.
  • No deje llaves de casa dentro del vehículo. Ellas podrían ser usadas para asaltar su casa posteriormente, tampoco deje recibos o cualquier cosa que identifique su dirección.
  • Nunca permanezca mucho tiempo dentro del auto estacionado, usted se transforma en una víctima perfecta.
  • No deje ningún objeto de valor a la vista dentro del auto; coloque todo en la maleta o guantera.
  • Antes de estacionar (o cuando retorna) observe su entorno, identifique si existe alguien o alguna situación sospechosa.
  • Si al retornar al auto observa algún “desperfecto” que le impide conducirlo, llame inmediatamente a alguien de su confianza y diríjase a un lugar seguro. Alguna persona pudo haber “creado” el defecto para “ayudarlo”.
  • Si sorprende a alguien dentro de su vehículo, NUNCA se aproxime, busque ayuda y llame a la policía sin ser notado. Recuerde: “NUNCA CIERRE EL ESPACIO ENTRE USTED Y EL DELINCUENTE”.
Durante las compras:
  • Observe contactos con personas si ocurren más de una vez en los alrededores o dentro de tiendas. En un centro comercial circula mucha gente; siendo así, no es común cruzarse con la misma persona y sentirse observado(a) más de una o dos veces. Esa persona puede estar observándolo(a) para seleccionarlo(a).
  • Si nota algo extraño, procure entrar a una tienda poco común (hombres en tiendas de lencería y mujeres en tiendas de herramientas por ejemplo). Si la persona entra o queda del lado de afuera observando, es muy probable que usted está en el proceso “selección de víctimas”.
  • Si eso ocurre, busque a seguridad del centro comercial y explique la situación. A la hora de partir, pida que alguien de seguridad le acompañe hasta el auto.
  • Al percibir el delincuente que usted no es un blanco fácil, podría desistir de la acción contra usted.
  • No lleve muchas tarjetas de crédito, mucho dinero o talonarios de cheque. Programe su compra, escoja como irá a pagar y salga de su casa sólo con lo necesario.
  • No abra la cartera frente al cajero(a), dejando que alguien vea sus tarjetas o efectivo. Se ha reportado de cajeros que pasan información vía celular a delincuentes.
  • Lleve dinero en varias partes del cuerpo, de forma de minimizar el riesgo de pérdida de todo su efectivo.
  • Los delincuentes observan durante las compras, siguen hasta el estacionamiento, identifican el auto y aguardan la mejor oportunidad para el asalto.
  • Trate de no decir a la cajera datos personales en voz alta, tales como RUT, nombre, dirección, teléfono. Estos datos son útiles para hacerle seguimiento con posterioridad. Se han detectado sujetos en Supermercados levantando datos de esta forma, de forma de acercarse a sus víctimas con mayor conocimiento.
En una próxima oportunidad, les daremos algunos consejos a seguir mientras conduces tu vehículo.

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: